Hkolo Tamutaku K’rer

El Parque de la Paz Salween en Birmania / Myanmar

Leer en idioma original
Foto: KESAN
Autor(es): Paul Sein Twa, Julia Fogerite, Casper Palmano

Este artículo fue escrito antes de la toma ilegal del poder por los militares de Myanmar el 1 de febrero de 2021. Para conocer los últimos acontecimientos, consulte la actualización en la pagina del Consorcio TICCA.

El Parque de la Paz Salween fue fundado por el Pueblo Indígena Karen del distrito de Mutraw, Kawthoolei, Birmania / Myanmar, para proteger y llevar la paz a este bastión de la biodiversidad y la cultura karen después de más de 70 años de conflicto. El parque es el resultado de los esfuerzos comunitarios del pueblo karen que vive en 348 aldeas dentro del SPP para poner en práctica la democracia y la autodeterminación, para protegerse a sí mismos y al medio ambiente de inversiones destructivas y, además, desarrollar su propia visión para un futuro justo, pacífico y sostenible.

El Parque de la Paz Salween (Hkolo Tamutaku K’rer en lengua Karen) se declaró formalmente en diciembre de 2018, después de un referéndum para aprobar la Carta del SPP con las firmas de más del 75 % de las 67 800 personas en edad de votar que viven dentro del parque. La Carta estableció los principios y el sistema de gobernanza del SPP, con los territorios comunes Kaw administrados según las leyes consuetudinarias y las prácticas tradicionales del pueblo karen (KESAN 2019a).

Nosotros, el Pueblo Indígena karen de Mutraw, […] para crear y sostener una paz duradera en nuestras tierras, proteger y mantener la integridad ambiental de la cuenca del río Salween, preservar nuestro patrimonio cultural único y fomentar la autodeterminación de nuestro pueblo; promulgamos e instauramos el Parque de la Paz Salween”.

Instauración del Parque de la Paz Salween el 19 de diciembre de 2018 en la aldea Day Bu Noh, distrito de Mutraw, Kawthoolei.
Foto: KESAN

Situado en el sureste de Birmania, el Parque de la Paz cubre 5485 km2 (548 500 ha) de bosques, montañas y tierras de cultivo a lo largo de la cuenca del río Salween. El río Salween, que se extiende a lo largo de 2800 km como el río más largo libre de represas en Asia, demarca el límite oriental del Parque de la Paz y también la frontera internacional con Tailandia. El parque protege algunos de los bosques más intactos del Sudeste Asiático continental y una amplia diversidad de vida silvestre, incluidas muchas especies en peligro de extinción (SBB Moo et ál.).[1]

Además de ser un bastión de la cultura Indígena karen y el hogar de una diversidad de naturaleza, el Parque de la Paz Salween es una respuesta Indígena a una de las guerras civiles en curso más largas del mundo. Ubicado en la frontera del conflicto karen, que se originó en 1949, su paisaje montañoso es un refugio para cientos de familias desplazadas por el conflicto (KESAN 2018b). El Parque de la Paz Salween aborda directamente las amenazas derivadas del conflicto tales como la militarización, la apropiación de tierras, las concesiones comerciales destructivas y la supresión de la cultura. Esto lo hace dándole prioridad a las comunidades al tomar decisiones sobre la gestión de la tierra y la planificación económica, y priorizando también los derechos humanos y los derechos Indígenas en su documento fundacional, la Carta del Parque de la Paz Salween.

image

Parque de la
Paz Salween, 548 500 ha

image

El río Salween, el más largo sin represas en Asia (2800 km)

image

Pueblo Indígena Karen del Parque de la Paz Salween, 67 800 habitantes

Mapa del Parque de la Paz Salween con las diferentes zonas. Créditos: KESAN 2021

Los tres pilares

El Parque de la Paz Salween es una visión audaz para cumplir con tres aspiraciones centrales del Pueblo Indígena karen, integradas en el diseño y la implementación del Parque de la Paz en forma de tres pilares: (1) paz y autodeterminación, (2) integridad ambiental y (3) supervivencia cultural.

Paz y autodeterminación

Desde la firma de un alto al fuego bilateral en 2012 y un Acuerdo Nacional de Alto al Fuego más amplio en 2015, la Unión Nacional Karen (KNU, por su sigla en inglés),[2] Tatmadaw,[3] y el Gobierno de Birmania[4] han entablado negociaciones vacilantes con enfoque en la creación de una unión democrática federal.[5] Como el Tatmadaw bloqueó unilateramente las consultas públicas para recopilar comentarios sobre el proceso de paz, las comunidades Indígenas karen del distrito de Mutraw tomaron la iniciativa de materializar su propia visión para un futuro pacífico bajo un sistema federal (KPSN 2018).

El Parque de la Paz Salween establece un sistema democrático de gobernanza liderado por la comunidad con leyes y políticas de apoyo de la KNU que abordan las causas fundamentales del conflicto, incluida la gobernanza democrática, el respeto por la cultura karen y la protección para las comunidades ante el despojo de sus tierras y bosques. Esto se logra mediante el reconocimiento formal de la Asamblea General como el órgano de gobierno del SPP y de los sistemas socioecológicos Indígenas karen en forma de Kaw.[6]

Esto permite que el Parque de la Paz Salween cumpla con dos propósitos clave en la búsqueda de la paz y la autodeterminación. El reconocimiento formal de los derechos y las prácticas territoriales de los Indígenas karen apoya la reconstrucción posconflicto y la restauración de los medios de sustento, lo que permite que las comunidades desplazadas regresen a sus territorios ancestrales y a sus redes de parentesco. El SPP también representa un camino impulsado por la comunidad hacia una unión democrática federal pacífica y un posible camino para las negociaciones de paz en Birmania que se encuentran estancadas (BEWG 2017).

Celebrando la proclamación del Parque de la Paz Salween, 11 min. KESAN 2018.

Integridad ambiental

Las comunidades Indígenas karen del Parque de la Paz siguen tradiciones bioculturales en las que las personas y la naturaleza están íntimamente interconectadas. Por esto, creen que la vitalidad de la naturaleza que los rodea impacta directamente en su propia prosperidad e integran el respeto por la naturaleza y su protección en sus prácticas cotidianas y sus sistemas socioeconómicos (KESAN 2017).

Guiados por esta creencia y forma de vida, el Parque de la Paz Salween fue fundado para preservar los bosques de teca, los ríos que fluyen libremente, las montañas sagradas, la vida silvestre y las diversas tierras de cultivo del pueblo karen, y para protegerlos de la incursión de las megarepresas hidroeléctricas, la tala, la minería, la agroindustria y otras industrias extractivas que han devastado otras partes de Birmania (KESAN 2017).

El reconocimiento formal de los territorios comunes Kaw es una de las prioridades del objetivo de integridad ambiental del Parque de la Paz. La gestión tradicional Kaw es sostenible, protege los bosques comunitarios, la pesca, los bosques en las laderas, las cumbres y los ríos en toda su extensión, y mantiene los corredores de vida silvestre entre los campos agrícolas (Paul 2020). Las prohibiciones que existen con respecto a la caza de algunas especies escasas y la tala de ciertos árboles también protegen el medio ambiente y respetan los espíritus de los bosques, las aguas y la flora y fauna. Los karen también mantienen la agrobiodiversidad en sus campos de cultivo montañosos preparados con la técnica de tala y quema ku, sus granjas de las llanuras, sus bosques de plantas medicinales y los bosques comunitarios donde cosechan más de 150 especies diferentes (KESAN 2006; Khoe Kay 2008).

Según la Carta del Parque de la Paz Salween, toda actividad económica debe contar con el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) de la población local. El desarrollo económico debe estar en el espíritu de convivencia con la naturaleza y no debe dañar el interés público y colectivo de la SPP, incluyendo tanto al medio ambiente como al derecho a la autodeterminación.

Jóvenes compartiendo en el campo. Foto: KESAN

Supervivencia cultural

Las décadas de guerra han hecho mella en la cultura y las prácticas tradicionales de los karen. Aproximadamente 100 000 personas karen han huido a los campos de refugiados en la frontera tailandesa y aún más han sido desplazadas internamente varias veces a lo largo de sus vidas (KESAN 2018b; KHRG 2015). En el distrito de Mutraw, el 80 % de sus 107 000 habitantes fueron desplazados en el apogeo de esta violencia (KESAN 2018c). El SPP es el centro más fuerte que queda de la cultura karen y es también el corazón de su revitalización.

Los conocimientos tradicionales de los Indígenas karen y sus habilidades como el tejido, la artesanía y la forja son partes esenciales del sustento, la identidad y la cultura de la etnia karen y su relación con la naturaleza. La escuela cultural Tha Nue Chet La[7] en el SPP brinda capacitación vocacional para revivir y preservar la cultura karen, ya que enseñan habilidades tradicionales como el tejido textil, las artesanías de bambú y la herrería.

La Asamblea General del Parque de la Paz también tiene un grupo de trabajo sobre las prácticas y las tradiciones culturales karen, así mismo se encuentra compilando un plan de estudios cultural en colaboración con el Departamento de Educación y Cultura Karen, el cual se impartirá en todas las escuelas de la KNU, en un esfuerzo por fortalecer los medios de sustento de las comunidades karen, proteger la vida silvestre y la naturaleza que les rodea y preservar la identidad karen tanto dentro del Parque de la Paz como en los territorios karen de toda Birmania.

quote

“Soy karen. Vivo en las montañas. Vivo con los pájaros y entre el bosque vasto. Tengo paz. Disfruto la risa. Disfruto el amor que es tibio y bueno”.

Canción karen, Saw Cau Chiv, músico Indígena karen (véalo en YouTube).

Enseñar sobre la resiliencia cultural – Video sobre la escuela cultural Tha Nue Chet La, 6:16 min. KESAN 2020.

Gobernanza del Parque de la Paz Salween

La gobernanza del SPP es descentralizada y concentra el poder de toma de decisiones en los territorios Kaw tradicionales de los karen, con una Asamblea General que desempeña el papel de coordinación. Consecuentemente, el Parque de la Paz prioriza las voces de la comunidad, tanto de mujeres como de hombres, al tomar decisiones en todos los niveles.

La conservación liderada por la comunidad ha sentado las bases para el Parque de la Paz durante la última década a través de actividades que incluyen crear bosques comunitarios y zonas de conservación de peces, entre otras. Las comunidades, con la ayuda del Departamento Forestal Karen (KFD, por su sigla en inglés) y la Red Karen de Acción Social y Ambiental (KESAN, por su sigla en inglés), están documentando los límites Kaw tradicionales y reviviendo los sistemas de gobernanza Kaw. El Parque de la Paz Salween se basa en estas iniciativas locales y las reúne para formar un sistema de gobernanza democrático y representativo en todo el territorio.

Áreas de conservación demarcadas en el Parque de la Paz SalweenÁrea en acres
Área total del Parque de la Paz Salween1 355 580
248 Kaw1 026 233
3 santuarios de vida silvestre113 324
8 reservas forestales123 373
34 bosques comunitarios36 580

La Asamblea General

La Asamblea General del Parque de la Paz Salween fue respaldada con la ratificación de su Carta en diciembre de 2018 y sus miembros fueron elegidos en 2019. La integran 106 representantes elegidos popularmente y este órgano es responsable de la coordinación general del área del Parque de la Paz y el desarrollo de estrategias y objetivos a largo plazo para el territorio (KESAN 2019). Así mismo, está compuesta por representantes de la KNU, la sociedad civil karen y un representante hombre y una representante mujer de cada una de las 26 zonas de aldeas que definió la KNU dentro del territorio.

El órgano ejecutivo de la Asamblea General, el Comité de Gobierno de once miembros, tiene la tarea de coordinar nueve grupos de trabajo que son responsables a escala territorial de la resolución de conflictos y disputas, el desarrollo de infraestructura básica (como escuelas, clínicas, etc.), las relaciones externas, la educación cultural y la conservación. Los grupos operan bajo las pautas establecidas por la Carta del Parque de la Paz Salween, que a su vez se guía por el derecho consuetudinario y la tradición karen y está formalmente reconocida por la KNU del distrito de Mutraw.

Estructura de gobernanza del Parque de la Paz Salween. Créditos: KESAN

El Kaw

El Kaw es el corazón del Parque de la Paz Salween. El Kaw es simultáneamente un lugar físico, una unidad de administración de la tierra y un sistema social, que incluye las tradiciones culturales, políticas y sociales y las prácticas consuetudinarias del pueblo karen que se han practicado durante generaciones (BEWG 2017). Los territorios Kaw ancestrales comprenden paisajes enteros: los bosques, la tierra, las vías fluviales, la vida silvestre y las personas dentro son componentes importantes e interdependientes de un todo más grande. El Kaw incluye reglas y prácticas consuetudinarias para administrar la tierra en conjunto como parte de un sistema holístico e integrado. Las reuniones y los comités de la aldea proporcionan un sistema descentralizado para tomar decisiones, solucionar quejas y resolver disputas, donde los miembros de la comunidad pueden ejercer su derecho a la autodeterminación a través de la participación directa y la democracia deliberativa (Paul 2020).

El medio de sustento principal es la agricultura, actividad en la que utilizan prácticas tradicionales para administrar los campos agrícolas, los bosques, la pesca y el ganado para satisfacer las necesidades del hogar. El transporte es difícil debido a que los caminos están en mal estado y no hay infraestructura para el transporte público, lo que limita la conectividad con las áreas exteriores en Birmania / Myanmar y el país vecino, Tailandia, pero existe una red comercial saludable entre los muchos Kaw del SPP (Pimbert et ál. 2019).

Las parcelas familiares dentro de los campos de cultivo montañosos, o Ku, son demarcadas una vez en cada ciclo (en promedio, de 7 a 10 años) por los Hteepoe Kaw K’sa, quienes usan su conocimiento de la poesía karen loola hta y las prohibiciones de los Kaw para identificar qué áreas son aptas para el cultivo. También dejan a propósito áreas de vegetación y árboles intactos entre las parcelas de los Ku, para que los mamíferos arbóreos puedan viajar fácilmente alrededor del Kaw. Además, las áreas que se consideran sagradas o muy importantes para la naturaleza local (p. ej., las cumbres) nunca se utilizan para el cultivo (KESAN 2017).

Agricultura tradicional en los Kaw. Foto: KESAN

Los espíritus de la tierra, el bosque, los ríos y la vida silvestre son todos muy respetados, lo que lleva a la protección de las zonas de desove de peces, los bosques sagrados, las montañas y las cascadas. También se considera prohibida la caza de especies de bucerótidos, tigres y gibones, entre otras (KESAN 2019b).

Los bosques a lo largo de las cumbres y de los bosques ribereños están protegidos y no se talan para la agricultura. Está prohibido cortar árboles cuyas ramas se reflejan en los estanques y los ríos. Los árboles con patrones de ramificación específicos donde los animales silvestres hacen sus nidos también están protegidos (BEWG 2009).

Los bosques proporcionan más de 150 productos forestales no madereros (PFNM) diferentes, incluidos materiales de construcción, alimentos silvestres y plantas medicinales. A su vez, las comunidades karen manejan sus propios bosques de hierbas medicinales (KESAN 2006).

Los bosques sagrados dentro del Kaw están protegidos. Estos incluyen cementerios y bosques donde los cordones umbilicales de los recién nacidos se colocan dentro de contenedores de bambú y se atan a los árboles. La esencia vital del infante está conectada directamente con el árbol y si crece grande y fuerte, el infante tendrá una vida buena y saludable. Otro paisaje sagrado son las loh, áreas donde el mundo espiritual y el corporal se encuentran. Cuando alguien muere, una pequeña parte de su cuerpo (cabello, huesos, etc.) se entierra en dicha área para que su espíritu pueda encontrar su camino a lo largo del sendero espiritual hacia el próximo mundo mientras se prepara para renacer (Paul 2019).

La montaña Thaw Thi Kho, en el norte del Parque de la Paz, es fundamental para muchos cuentos populares y las comunidades de todo Kawthoolei la consideran sagrada (KESAN 2020). Hay otros sitios sagrados que están estrictamente protegidos y solo se pueden visitar en presencia de los líderes espirituales locales Hteepoe Kaw K’sa.

Santuarios de vida silvestre y reservas forestales

Dentro del SPP, las comunidades y la KNU (en particular el Departamento Forestal Karen) gestionan 8 reservas forestales, 34 bosques comunitarios y 3 santuarios de vida silvestre[8] (que cubren un total de 540,64 km2). Son las propias comunidades quienes gestionan la mayoría de los bosques comunitarios en el SPP, como parte de su Kaw, con un apoyo menor del Departamento Forestal Karen, y el resto se cogestiona directamente con dicho Departamento. Los santuarios de vida silvestre se administran conjuntamente y las aldeas del KFD, la KESAN y los karen realizan investigaciones, demarcan límites y desarrollan normas de gestión en conjunto.[9]

Valores de conservación del Parque de la Paz Salween

El Parque de la Paz Salween es parte de la ecorregión de las colinas Dawna-Karen. Los tipos de bosques que allí se encuentran incluyen bosques secos de dipterocarpos en las llanuras, bosques de teca, bosques caducifolios mixtos que se ubican alrededor de los 100-800 m s. n. m., bosques de hoja perenne a 300-1000 m s. n. m., bosques subalpinos entre los 800-2000 m s. n. m., y bosques montanos de hoja perenne a más de 1000 m s. n. m.

Estos bosques son el hogar del pangolín malayo, que está en peligro crítico de extinción, junto con otras especies en peligro como los tigres, los elefantes asiáticos, los doles, los gibones, los bantengs y muchas especies vulnerables como los leopardos, los osos negros asiáticos, los osos sol, los gaures y otras 35 especies protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por su sigla en inglés) (SBB Moo et ál. 2017). En cuanto a la flora, los equipos de investigación han documentado 93 especies de orquídeas en el SPP. Por otra parte, los datos iniciales de las cámaras trampa indican poblaciones prósperas de fauna silvestre, con un conjunto intacto y diverso de carnívoros que viven en las mismas áreas (hasta ahora se han documentado 19 especies), sostenidos por una base sólida de presas, incluido el sambar, que se ha cazado mucho en gran parte de la región de Indo-Birmania.

En peligro críticoPangolín malayo (Sunda pangolin)
En peligroTigre (Panthera tigris), elefante asiático (Elephas maximus), banteng (Bos javinicus), dole (Cuon alpinus), langur de Phyare (Thrachypithecus phayrei)
VulnerableOso negro asiático (Ursus thibetanus), oso sol (Helarctos malayanus), leopardo (Panthera pardus), pantera nebulosa (Neofelis nebulosa), sambar (Rusa unicolor), gaur (Bos gaurus), manturón (Arctictis binturong), macaco cola de cerdo norteño (Macaca leonina), macaco rabón (Macaca arctoides), tejón porcino (Arctonyx collaris)
Casi amenazadosGato jaspeado (Pardofelis marmorata), gato dorado asiático (Catopuma temminckii), searu chino (Capricornis milneedwardsii)
Estado de conservación de la Lista Roja de la UICN de las especies que habitan el Parque de la Paz Salween

El Parque de la Paz Salween es el extremo norte del corredor forestal que se extiende a través de Myanmar y Tailandia y que ofrece la mejor esperanza para la conservación del tigre en la región, con una población reproductora con origen en el complejo forestal occidental de Tailandia. El SPP también alberga una de las poblaciones reproductoras más importantes de leopardos de Indochina (P.p delacouri) que queda en el Sudeste Asiático, que ahora vive en solo el 2,5 % de su área de distribución habitual (SBB Moo et ál. 2017).

Esta salud ecológica y diversidad son sobresalientes en el país y en la región del Mekong, que ha tenido disminuciones dramáticas en el número de especies de flora y fauna silvestre en las últimas décadas debido a la caza intensiva y el comercio de vida silvestre, el acaparamiento de tierras a gran escala, la agroindustria y la extracción de recursos.

Conmemoración del Día Internacional de Acción por los Ríos y en contra de las Represas. Foto: KESAN

El río Salween

El río Salween es el río de flujo libre más largo de Asia y desempeña un papel central en los medios de sustento de los pueblos del SPP y en la salud del medio ambiente. Está amenazado por un conjunto de megarepresas hidroeléctricas que fueron planeadas durante el régimen militar anterior de Birmania. La más destacada de esta es la represa de Hatgyi de 1350 MW, propuesta en 2001 como una iniciativa conjunta entre el gobierno birmano, la empresa china Sinohydro y la Autoridad de Generación de Electricidad de Tailandia.

La creación del Parque de la Paz Salween es una declaración de oposición por parte de las poblaciones locales a la proyectada represa de Hatgyi, cuya obra de construcción se encuentra en el extremo sur del SPP. Si se construyera, desplazaría a decenas de miles de personas, causaría erosión costera, dañaría la pesca, amenazaría con la extinción de peces endémicos,[10] inundaría dos santuarios de vida silvestre e impactaría directamente en los medios de subsistencia de los diez millones de personas que pescan, cultivan y viven en la cuenca del río Salween. Estas represas planificadas causarían daños irreparables a la ecología, la geomorfología y el caudal del río de 2800 km. De las principales represas proyectadas, la de Hatgyi es la que se encuentra más al sur; por esto, su construcción por sí sola desconectaría al 91 % del hábitat acuático de la cuenca hidrográfica con respecto al mar, lo que alteraría los regímenes de flujo y bloquearía los sedimentos que podrían causar erosión costera y reducciones significativas en la productividad de las pesqueras fluviales y costeras (IFC 2018).

Conclusión

El Parque de la Paz Salween es una declaración de esperanza de los Indígenas karen. La región se enfrenta a muchos conflictos y amenazas como los proyectos extractivos a gran escala y los impactos invasivos de la emergencia climática global. En respuesta, las comunidades Indígenas karen han reunido a las partes interesadas clave en aras de su visión por un paisaje ecológicamente sano, justo y pacífico. Construido sobre una base de conocimiento Indígena y de generaciones de administración de los karen, el Parque de la Paz Salween ofrece estabilidad a su gente y su flora y fauna, y una valiosa oportunidad de aprendizaje tanto para las entidades gubernamentales de Birmania como para el mundo en general. A través del Parque de la Paz, y con el apoyo de otros territorios de vida alrededor del mundo, los Indígenas karen de Mutraw nos ofrecen una visión alternativa del futuro: un lugar donde todas las cosas pueden convivir en paz.

Referencias


[1] Documentado por un equipo de mujeres investigadoras liderado por la comunidad en el bosque comunitario de Khehsor Ter, municipio de Luthaw, distrito de Mutraw. Puede encontrar más información en idioma karen en el informe de KESAN Studying Orchids, Enriching Lives (2018): http://kesan.asia/resource/studying-orchids-enriching-lives/

[2] La Unión Nacional Karen (KNU, por su sigla en inglés) es el órgano de gobierno de facto en el territorio karen, y el gobierno civil del movimiento por la independencia karen. La KNU es, al mismo tiempo, el negociador que lidera las negociaciones de paz en curso y el principal organismo de gobierno y proveedor de servicios en las áreas gobernadas por los karen. Sus departamentos han sido responsables de la educación pública, la gobernanza de la tierra y los bosques, la salud pública, la pesca y los tribunales, entre otros servicios gubernamentales, en todo Kawthoolei desde la fundación de la KNU en 1947. Se puede encontrar más información en www.knuhq.org. 

[3] El ejército de Birmania, que incluye su ejército territorial, su armada y su fuerza aérea.

[4] El Gobierno de la República de la Unión de Myanmar, con sede en Nay Pyi Taw y liderado por la consejera de estado de la Liga Nacional para la Democracia encabezada por Aung San Suu Kyi y el presidente Win Myint. El 1 de febrero de 2021, el Tatmadaw (junta) realizó un golpe militar y derrocó al gobierno que había sido elegido democráticamente. Al momento de publicar esto, en abril de 2021, la crisis aún no se ha resuelto. Para más información, vea la carta abierta y el llamado a la acción sobre la situación en Myanmar (en inglés, pronto disponible en español) del Consorcio TICCA que se publicó el 5 de abril de 2021.

[5] El Acuerdo de la Unión tendrá 51 puntos. Ministerio de Información de la República de la Unión de Myanmar. Obtenido del Ministerio de Información de Myanmar (en inglés): https://www.moi.gov.mm/moi:eng/?q=news/14/11/2018/id-14228

[6] Estos son reconocidos formalmente por la KNU, el órgano de gobierno de facto del distrito de Mutaw, de conformidad con los acuerdos de alto al fuego de 2012 y 2015.

[7] Se pronuncia “tha-nu-sei-la”.

[8] Estos santuarios de vida silvestre se anunciaron oficialmente en la gaceta británica y ahora el KFD, la KESAN y las comunidades locales los revitalizan para gestionarlos y protegerlos activamente.

[9] Kaydoh Mae Nyaw, por ejemplo, se instituyó en 2017, después de 5 años de colaboración con 43 aldeas que rodean el santuario de vida silvestre y 2 aldeas dentro de sus límites. Las aldeas pueden continuar cultivando sus granjas y huertos reconocidos y han fijado diez reglas para guiar la expansión y el establecimiento de nuevas áreas de cultivo. La investigación ha documentado 64 especies de mamíferos, 122 de aves, 12 de anfibios y 20 de reptiles en el santuario de vida silvestre (KESAN 2016).

[10] En la cuenca hidrográfica se han documentado 170 especies de peces, de las cuales 60 son endémicas. La investigación dirigida por la comunidad ha identificado 90 especies de peces río abajo del sitio planeado para la represa de Hatgyi (KESAN 2015).

Sobre los autores

Paul Sein Twa es líder Indígena karen, presidente de la Asamblea General del Parque de la Paz Salween y director de la Red Karen de Acción Social y Ambiental. Ha trabajado con las comunidades karen del área del Parque de la Paz Salween durante más de dos décadas. También es Miembro del Consejo del Consorcio TICCA y ganador del premio Goldman 2020 para Asia.

Julia Fogerite es investigadora ambiental y trabaja por la conservación de la biodiversidad, la tenencia de la tierra y la gobernanza ambiental en Birmania desde 2013. También es Miembro Honorario del Consorcio TICCA.

Casper Palmano es asesor técnico de la Red Karen de Acción Social y Ambiental y ha trabajado en temas de derechos territoriales y de recursos naturales en Birmania desde 2014. También es Miembro Honorario del Consorcio TICCA.

Traducción al español de Raúl Ho
Revisión de Daniela Campos Rubio